11276_medium

La maldición del número 1

Si, la maldición del número 1 o el trastorno obsesivo por estar en la primera posición de Google en los SERP. Es una maldición, una obsesión que persigue a muchos y hace que muchos otros se aprovechen de ella, por malicia o desconocimiento. Es sencillo, Google ha elevado el listón y ser el número 1 ya no devuelve el mismo valor que solía dar antaño, pero aún así todos buscan esa posición… con fijación obsesiva.

 

Las reglas del SEO cambian, cada vez más, el algoritmo de Google (si ya se que existen otros buscadores, pero seamos realistas) se perfecciona y el SEO, como disciplina, deja de ser vertical. En los últimos meses Pandas, Pingüinos y demás fauna nos han visitado de forma más frecuente y son cada vez mas eficientes en su tarea. La gente se busca en el número 1 de las SERP sin siquiera comprobar si su competencia real comparte esa lista. Es obsesivo.

 

Y desde los profesionales del SEO se ha ayudado a extender esto durante mucho tiempo. Francamente, todo aquel que te asegure una posición en los SERP te miente, porque el SEO ha cambiado. La fuerza bruta de antaño, como las estrategias de BackLinking masivo, en especial las más oscuras, tan “resultonas” antes comienzan a ser arriesgadas de verdad en estos momentos. Por supuesto que funcionan, han perdido valor, pero funcionan, aunque ya no todo el mundo es capaz de hacerlas bien y los riesgos a penalizaciones aumentan.

Según SearchMetrics los enlaces entrantes siguen teniendo un valor altísimo, y francamente creo que aún será así durante tiempo. Repasemos este informe:

20140907-searchmetrics-01-global

Si repasamos un listado de todos los factores y los ordenados por relevancia…

  • Términos relevantes +0,34
  • Google+1 +0,33
  • Cantidad de enlaces +0,31
  • Compartidos en Facebook +0,28
  • Total Facebook +0,28
  • Comentarios Facebook +0,27
  • Pinterest: +0,27
  • Visibilidad SEO de la página que enlaza +0,26
  • Me Gusta de Facebook +0,25
  • Tweets +0,24
  • % de enlaces rel=nofollow +0,23
  • Corrección del texto +0,21
  • Enlaces nuevos +0,20
  • Enlaces de dominios nuevos +0,20
  • % de enlaces con la palabra clave +0,17
  • % de enlaces donde el texto= dominio.extensión +0,16
  • Número de enlaces internos +0,16
  • etc….

 

Los enlaces siguen teniendo mucha fuerza, y la tendrán, pero ya no son lo que eran, deberíamos a olvidarnos de construir enlaces y empezar a generar relaciones que construyan enlaces.

 

Pero centrémonos en lo que nos cuestionamos en este artículo… la nociva obsesión por ser primeros en las SERP y como el SEO ha cambiado.

Cuando alguien me pregunta que es el Link Building, la respuesta suele ser académica: “El proceso y estrategias asociadas de conseguir hipervinculos de otros sites hacia el tuyo”. En principio está claro que los enlaces hablan mucho de la relevancia de un sitio web, y además es la métrica que mas se acerca a la filosofía con la que se creó el “world wide web”.

Así empezó la lucha oscura en los enlaces, valía todo, todo enlace por irrelevante que fuera se buscaba. Se vendían enlaces, se compraban paquetes, se creaban granjas y Google sacó sus algoritmos a pasear… y empezó el juego del ratón y el gato. El algoritmo cada vez hilaba más fino, la relevancia, el anchor, todo empezaba a medirse y los que no se adaptaron caían en penalizaciones, a veces insalvables.

Parece que digamos que aparecer primero en las SERP o tener buenos enlaces entrantes no sea importante. Por supuesto que debemos aparecer lo más alto posible en Google, pero no como mero objetivo, sino porque nuestro site lo merece de verdad por su valor y contenido, y sin olvidar que el fin último es la visibilidad. Trabaja en tu site, su contenido, el social media y los resultados llegarán. Repito, los resultados mídelos en visibilidad, no en posiciones.

¿Debemos olvidar las estrategias de Link Building? Por supuesto que no. Siguen siendo importantes, en los enlaces se basa la web al fin y al cabo, pero Google nos exige calidad. El SEO cambia, evoluciona y el algorítmo Google se hace más complejo y las técnicas SEO “vintage” no bastan. Ahora se imponen estrategias de posicionamiento y Marketing de 360 grados.

En este momento todo cuenta, el social media, el contenido, la calidad on-page, la velocidad, todo… si aporta calidad y está bien hecho… cuenta. El Link Building también, pero usando la creatividad y el contenido de calidad, haciendo de embajadores de nuestro contenido y estableciendo relaciones.

Pero claro, todo esto suena muy bien… hasta que te encuentras a quien debe generar contenido de calidad, que interese a la gente y que quieran enlazar a algo que trate sobre “desatascadores de WC”. ¿Volvemos al Spameo indiscriminado de Links o PBN’s para posicionar a la fuerza una web si el contenido no nos ayuda?. No seré yo quien te diga que no si sabes como hacerlo de forma correcta, pero si dices que lo he escrito lo negaré. Mi consejo real es que pensemos en 360 grados. Hay muchos más caminos aunque sean más largos y lentos.

Esta realidad también existe y los talibanes del contenido la olvidan. “El contenido es el Rey” no es siempre cierto tampoco. El SEO cambia, las estrategias son multiples y deben personalizarse… el contenido, el Linking, el On-page, todo suma… pero por favor, no digamos al que hace desatascadores que el contenido manda sin explicarle todo el dibujo completo y lo que se va a encontrar, se sincero con tu cliente y no te engañes. El que se cierra en el contenido comete el error de los que se obsesionaron con los enlaces. Bienvenidos a los 360 grados.

11276_mediumNo dejo de ver casos de gente que publicó su site y empezó a crear enlaces buscando esa enfermiza escalada en las SERP. Y cuando hablo de gente hablo de clientes y de agencias. Olvidandose de los 200 factores de rankeo a nuestro alcance. Cuando esa web no sube o es penalizada, todo el mundo culpa a los enlaces… que si son de mala calidad, poco relevantes, escasos.. etc y se olvidad del contenido pobre, deficiente desarrollo de la página o nula actividad social, por ejemplo… la culpa siempre es de los enlaces y ahora irónicamente salen como setas las herramientas y sitios, algunos carísimos para eliminar enlaces.

Que ironía. Los que nos vendían enlaces ahora nos hacen pagar por borrarlos, se publican herramientas espectaculares para detección y eliminación de enlaces… toda una locura por usar el Disavow de las Herramientas para Webmasters de Google. La auditorías de enlaces son aconsejables siempre, como cualquier sistema de medida, pero no caigamos ahora en la falsa idea de que una limpieza de enlaces nos van a catapultar en las SERP. Es más importante y da mejores resultados diluir un perfil de enlaces sospechoso empezando a construir buenos enlaces nuevos que eliminar los viejos y sospechosos sin más.

Y a todo esto aún espero que alguien me explique la efectividad de esa medida de purgas masivas de enlaces. He visto recuperarse sitios simplemente por empezar a trabajar bien el on-site, el contenido, el social media, en una estrategia medida a medio-largo plazo, aún cuando siguen manteniendo una gran cantidad de enlace técnicamente “tóxicos” hacia ellos… si estas purgas fueran tan efectivas, también el SEO negativo debería ser más poderoso de lo que realmente es. Bastarían unos cuantos enlaces de sitios de dudosa procedencia, inflados de “money anchors” descaradas para hundir un sitio con facilidad… y no es así de fácil por suerte.

Pero la enfermedad del número 1 tiene como síntoma la visión a corto plazo, la improvisación y olvidar los 360 grados. Es infalible.

Nosotros somos una pequeña agencia. No somos una agencia de muchos recursos en infraestructura o humanos, pero si entendemos los cambios del SEO, y mi obligación es hacerselos saber a mis clientes. Prefiero perder a un cliente incrédulo que engañar a alguien con fórmulas secretas, promesas falsas e infectarles con obsesiones por las SERP. Hasta donde nuestros recursos llegan, les orientamos en 2 disciplinas, en los 360 grados como estrategia a medio largo plazo y en la visibilidad como objetivo de esta. No buscamos un ranking, buscamos visibilidad, por encima de todo, pero de lo que entendemos por visibilidad, ya hablaremos próximamente.

Todo esto me ayuda a definirme como profesional a la hora de ofrecer mis servicios a clientes y clarificarles el porque necesitan de mi figura y mi trabajo, sin promesas, sin trucos. La figura del SEO es clave, cada día más, puesto que ha ganado en riqueza, profundidad y exigencias en un mercado en el que la presencia, visibilidad y reputación on-line es cada día más importante.