big_zz258fbe36

Estrategia de posicionamiento seo.

 Estrategia de Posicionamiento SEO.

¿Cuál es el parásito más resistente?

Es una idea. Una vez que se ha adueñado del cerebro es casi imposible eliminarla.- Origen.

Esta frase pertenece a una de mis películas favoritas, Origen. No voy a hablar aquí de su argumento, pero si no la habeis visto, os recomiendo encarecidamente que lo hagais. Al desarrollar el artículo entenderéis el porqué de la analogía de dicha película y la estrategia de posicionamiento en marketing online.

Toda idea tiene un origen, y de eso vamos a hablar.

El otro día leía un artículo sobre estrategia de inbound marketing. Se lleva tiempo intentando explicar la necesidad de un cambio de mentalidad de todos los que nos dedicamos al marketing online y al posicionamiento SEO en particular.

Posicionamiento SEO. ¿Cual debe ser el objetivo de nuestra estrategia?

Hemos leído hasta la saciedad que debemos desarrollar pensando en el usuario, que el futuro, no, el presente, está en los dispositivos móviles y que debemos dejar de redactar o escribir para Google y hacerlo para los usuarios.

Mensajes que, en ocasiones, se oponen a lo que durante años hemos dado por sentado en toda estrategia de marketing online y más específicamente, en el posicionamiento web.

Sentado el precedente, volvamos al origen. El autor y yo entablamos una conversación sobre su artículo en Twitter y no nos limitamos a retwittear y a poner favoritos. En su lugar, comentamos, yo le felicité, el me lo agradeció e hicimos uso de esa red social donde un “twit” tiene un tiempo de vida efímero para construir algo que es mucho más persistente… lo usamos para relacionar personas.

Estamos tan obsesionados en estar en las redes sociales que olvidamos que no hay que estar, sino que hay que ser sociales. Ejemplo perfecto de inbound marketing. Además, usó esta imagen para agradecerme la mención (gracias majete):

Posicionamiento SEO san Cugat. Celebración

Sin saberlo, implantó el origen de una idea en mi cabeza… el gif del protagonista de la película Origen, su artículo sobre inbound y el perfecto ejemplo de como aplicarlo con el inicio de nuestra relación en una red social, que aunque breve, me enseñó dos cosas.

La más importante es que lamentablemente existen personas que interactúan por interés o que sospechan que los demás buscamos un triste link o mención aunque estemos por encima de eso. Las redes sociales son como la vida real, para bien y para mal.

A lo que íbamos. También me enseñó otra cosa, esa imagen animada que fue el catalizador del artículo que estáis leyendo.

Pensé en la cantidad de ideas grabadas en todos nosotros durante años.

  • La necesidad de ser el primero en las SERP, cueste lo que cueste.
  • Google busca evitar las técnicas de SEO.
  • Los SEO buscan evitar los algoritmos del buscador.
  • El contenido es el rey… si, sobretodo si tu cliente vende crema para las hemorroides.
  • Hay que hacer “back linking”.
  • Debes generar contenido optimizado para posicionamiento SEO.
  • Las empresas deben estar en las redes sociales.
  • Los enlaces antes se compraban, ahora se paga por limpiarlos.

Son algunos ejemplos, seguro que todos podéis ampliar esta lista.

Pero ¿cual es la idea primigenia que hace que los especialistas de este área no dejen de mandar mensajes de cuales son las prácticas correctas y que dejemos de hacer cosas que hemos hecho durante años? ¿Qué es lo que no ha cambiado pese a la evolución de los algoritmos de Google, de la tecnología o del marketing online? No ha cambiado el error primigenio.

Ese error no es otro que el uso indiscriminado de la palabra usuario.

Necesitas la versión más simple de la idea para que crezca naturalmente en la mente de tu sujeto. Es un arte muy sutil. -Origen.

Un autobús, el metro o un lavabo tienen usuarios. Pero no podemos referirnos a la gente que visita nuestra página, blog o redes como usuarios. Son individuos, con sus intereses, sentimientos y prejuicios… ¿os suena el concepto buyer persona?. Todos los usuarios de un autobús hacen lo mismo, ir de una parada a otra. Los tiempos y la ruta los marca el vehículo. En nuestro caso, el usuario tipo, simplemente no existe.

No debemos hacer eso en nuestra estrategia de posicionamiento SEO. Si nos liberamos de esa idea primigenia, estableceremos un punto de partida correcto a toda nuestra estrategia online. Ese será nuestro origen, nuestra idea más simple… y una vez establecida:

  • Haremos marketing inbound de forma natural.
  • No coleccionaremos seguidores ni usuarios, sino que ganaremos audiencia.
  • No buscaremos posicionamiento SEO “per se”, sino visibilidad y difusión.
  • No estaremos en las redes sociales, sino que seremos sociales.
  • Experimentaremos la diferencia entre link building y link baiting.
  • No buscaremos estar en la primera posición de las SERP… buscaremos merecerlo.

Haz una estrategia de posicionamiento para personas

El dirigirnos a individuos nos hará ser sensibles a diferencias y necesidades que basándonos solo en los datos extraídos de herramientas como Google Analytics o Webmaster Tools no podremos ver.  La diferencia es quien sabrá o no interpretarlos y adaptarlos a esa idea original de la que partimos. No son meros usuarios, no son estadísticas… son personas, gustos y sentimientos.

  • Nuestro posicionamiento SEO, como parte de nuestra estrategia de marketing la basaremos en esa idea. La persona.
  • Nuestros contenidos serán móviles.
  • El responsive no será una opción.
  • Deberemos centrarnos en el mensaje evitando lo accesorio.
  • Usaremos técnicas de publicación dinámica (carga condicional y publicación progresiva)
  • La seguridad de nuestra plataforma será clave.
  • Los tiempos de carga serán críticos.
  • Nuestro foco es la usabilidad.

Como responsables de una estrategia SEO, no debemos ir en contra de Google, ni intentar hacer trampas. El negocio de Google se basa en dar el contenido más relevante posible a las personas que lo consultan, te guste o no su algoritmo. No malgastes tu tiempo intentando engañar a su zoológico (Pandas, Pingüinos y demás fauna…) ¿Por que convertirlo en tu problema cuando lo puedes convertir en tu guía de posicionamiento SEO?

El contenido es el rey, dicen hasta el hartazgo, y pese a todo lo cierto que encierra no estoy de acuerdo en el absolutismo de la frase. El contenido es un objeto y el rey es un sujeto. Sin personas no hay contenido así que mi rey es la persona, el público al que dirigimos nuestro contenido. Y muy en particular, sus objetivos, sus razones, su forma de relacionarse y su forma de acceder a ese contenido que con tanto mimo hemos trabajado para emocionarlo y atraerlo. Es entonces cuando nuestra estrategia de posicionamiento debe ayudarle a encontrar ese contenido que quiere… pero en la forma que esa persona decida.